Liderazgo y responsabilidad empresarial

Equipo Echo

El endeudamiento de los empleados.

Actúe ahora y genere felicidad en sus empleados

Julio 2011
Se estima que al menos un tercio de los empleados privados latino-americanos contrajo deudas que superan el 40% de sus ingresos nominales y cerca del 38% de ellos tiene problemas serios para afrontar sus obligaciones o salir de ellas.
Entre las principales causas identificadas, se encuentran:


La escasa o nula educación financiera,

La adopción de múltiples mecanismos de crédito,

Las tarjetas de crédito con esquema de pago de montos mínimos y,

La ausencia de intervenciones preventivas para problemas de crédito.

Paso 1.
Prepare una estrategia de asesoría y educación sobre el endeudamiento.
Salvo que cuente con los talentos requeridos dentro de su empresa, resulta más adecuado asesorarse externamente con un consultor privado o un ente público especializado.
Las claves de la estrategia se resumen en tres ámbitos, el primero el reconocimiento del problema, los mecanismos de asesoría y educación sobre endeudamiento y el control periódico.

Paso 2.
Abra las puertas a la asesoría y educación financiera.
Con certeza, esperar por los problemas no es la mejor de las medicinas, sin embargo, es una realidad extendida frente al endeudamiento de la población económicamente activa.
Por ejemplo, es usual que los empleados con serios problemas de endeudamiento busquen asesoría de forma tardía. Antes de hacerlo, es posible que hayan descuidado varios aspectos profesionales y también a nivel familiar alcanzando estados complejos y complejos de superar.
Entonces, la prevención del endeudamiento se torna importante y la empresa debe reconocer que se trata
de un problema latente que merece atención, que además la afecta de manera directa.
Ciertas escuelas de administración y dirección empresarial, consideran que el endeudamiento de los empleados, no es un problema que incumba a la empresa, sin embargo si se lo ve desde el punto de vista gerencial moderno (no se trata de una visión paternalista) y de responsabilidad social, es más sencillo reconocer, que el endeudamiento reduce el nivel productivo y que el endeudamiento de unos tiende a propagarse hacia otros compañeros de trabajo con similares consecuencias.
Según la realidad de cada empresa, se aplicará la táctica más apropiada para brindar asesoría y educación financiera. En empresas nuevas, recomendamos que se la maneje como un componente más de los programas de capacitación. Esto sin embargo, es claramente contraproducente en otros casos.

Paso 3.
Brinde herramientas de autogestión para finanzas personales.
Junto con la asesoría y educación financiera sobre endeudamiento, es posible brindar al empleado una batería de herramientas de control financiero personal a las que es necesario ligar metas puntuales en dependencia de cada caso.
Si se trata de personas con altos niveles de endeudamiento, obviamente una meta lógica es la
reducción del endeudamiento, meta que no debe quedar en una mera declaración, sino expresada numéricamente y supervisada de forma periódica.
Existen formas complementarias de aportar en la reducción del nivel de endeudamiento, incluida la controversial generación de nuevos pasivos para cubrir los actuales, los llamados pasivos blancos.
Es siempre discutido si esto es correcto, pero con asesoría adecuada y control, se convierte en un soporte viable para más del 80% de los casos.
En dos experiencias del 2009 y 2010, clientes de PanAssessor, actuaron directamente como generadores de pasivos blancos. En ambos casos la asesoría, priorización y seguimiento fueron claves para el éxito.
Las herramientas de autogestión pueden ser tan sencillas como hojas de cálculo que se usan para supervisar los avances durante las sesiones de asesoría del empleado y en casa para manejar los presupuestos personales, o más complejas como soluciones de software comercial o la asesoría personalizada “inhouse”.
La clave sin embargo, está en asegurar que sean visibles al mismo tiempo los activos y pasivos bancarios, de tarjeta de crédito y los informales.
Un factor interesante a considerar, es el efecto positivo, tanto psicológico y financiero que el ahorro tiene en el manejo de casos de endeudamiento y sobre-endeudamiento. Hemos ensayado con éxito varias modalidades de ahorro durante la asistencia a empleados. Al cabo de seis meses, lo poco o mucho que se haya avanzando en la reducción de pasivos se ve apoyado con fuerza por lo poco que se haya logrado ahorrar.
Para los casos moderados o poco severos y para aquellos que se abordan en fase preventiva, los planes de retiro representan un excelente soporte, aunque no tan -intenso- como en el caso anterior. De todas maneras un plan de ahorro será siempre recomendable en independencia del caso y su gravedad.

Paso 4.
Responsabilice, ponga en práctica lo aprendido y rompa el círculo vicioso.
Este paso complementa lo anterior. Requiere de firmeza y negociación adecuados. Busca bloquear los factores predisponentes del endeudamiento. Aquí algunos ejemplos:

Si va a conservar una sola tarjeta de crédito, conserve aquella (sólo una) que se maneje sin un mecanismo de pagos mínimos. Se ha demostrado, que las tarjetas que admiten pagos mínimos mensuales, generan 3 veces más casos de endeudamiento grave que las que
manejan un sistema de pago convencional. En Latinoamérica está ampliamente extendido el mecanismo de pagos mínimos, por lo que puede resultar difícil encontrar una tarjeta de crédito apropiada. En adición es siempre recomendable rechazar nuevas ofertas de tarjetas de crédito y a la hora de seleccionar su única tarjeta de crédito, opte por la que genere menos costos por transacción o manejo.

Si puede pagar en efectivo, hágalo. El común de las personas valora más, en términos de esfuerzo, aquello que se paga en efectivo o cheque, que aquello que se paga con tarjeta de crédito, en especial cuando la transacción es en línea. Quien paga con tarjeta de crédito consumos tan comunes, como los alimentos del supermercado o el combustible, adopta una conducta que se caracteriza por una falsa percepción de poder y solvencia económicos. Esto se controla en gran medida, pagando en efectivo y en menor grado en cheque.

Maneje un presupuesto de gastos. Un presupuesto para todo lo esencial es clave para lograr el éxito en la gestión de las finanzas personales. Una lista para el mercado o supermercado, con selección anticipada de marcas, cantidades, valor de los productos y lugares de adquisición, permite hacer las compras con rapidez y mayores niveles de ahorro que sin un presupuesto y lista. Esto se debe al efecto positivo de la visualización y de la planificación.

Respete la regla del 20%-15%. Se refiere a establecer en su presupuesto, un monto que no supere el 20% de sus ingresos (luego de impuestos) para destinarlo a los consumos basados en crédito (préstamos, tarjeta de crédito, etc.). En adición se debe fomentar el ahorro con una meta clara, de al menos el 15% de sus ingresos mensuales que deben destinarse a un fondo de ahorro. Este fondo no debe poder ser usado por periodos amplios de tiempo, de tal manera que se convierta en un respaldo y no en un fondo más de consumos.

Conserve todas sus facturas. El objetivo de esta táctica es hacer tangibles los consumos, a más por supuesto de contar con respaldos para deducciones de impuestos.
Invierta. El ahorro en sí mismo es una forma de inversión, pero existen otras posibles fórmulas disponibles en el sistema financiero. La compra de acciones de empresas reconocidas, bonos, depósitos a plazo, etc., deben estar en las opciones a considerar para un futuro y retiro felices. Aquí surge una clara posibilidad para las empresas para crear sus propios planes de ahorro o inversión, con participación incluso accionaria de sus trabajadores. Con un manejo ético y cuidadoso es posible administrar esta clase de soluciones
al interior de la empresa. También es posible ceder la administración de estos fondos a una empresa financiera seria en su localidad.

Grupo Echo. Julio 2011
Edición y revisión. Enrique Mendoza E.